Social Icons

Ideas para una buena Cena Romántica


Te muestro unos tips para hacer una excelente cena romántica con tu pareja.

Una buena cena romántica no se prepara solo cocinando un plato sabroso, o ambientando el lugar de forma adecuada, o diciendo los poemas y cumplidos mas irresistibles para expresar lo que se siente por el otro. Una buena cena romantica es todo eso en conjunto, por lo que lo ideal para esa noche es no guardarse nada y sacar todo de si para entregárselo a nuestro invitado como prueba irrefutable de amor.

Para preparar una cena romántica vamos a tener en cuenta algunos aspectos. Empecemos por el ambiente.


Hay detalles conocidos por todos que no hace falta explicar demasiado, las velas rojas o blancas, una en cada punta de la mesa, resulta casi una obviedad. También la luz tenue y la música romántica para acompañar. Con respecto a esto último vamos a hacer un apartado especial.
Si ella o él es amante de algún artista romántico nada mejor que poner su música de fondo, pero si no es este el caso hay un estilo que últimamente esta muy de moda y que ambienta especialmente la ocasión, la música "ambient" o "Chillout". Esta música se apodera del ambiente entregando calma y pasión a la vez, es especial para crear el clima de relajación y romanticismo que nuestra cena romántica necesita, y se puede encontrar en gran variedad en las tiendas de discos.

Pasemos ahora a la mesa. Como decíamos, en ella no pueden faltar las velas, rojas o blancas colocadas entre ambos comensales, y si son aromatizadas con canela mucho mejor, ya que este ingrediente es considerado un poderoso afrodisíaco.
También se pueden colocar dos mantelitos individuales de colores alegres, un mantel de algodón o lino de colores claros, y dos copas grandes para el vino.
Como se trata de preparar una cena especial todo deberá ser de esa manera, por ende lo mejor es utilizar vajilla para la ocasión y nunca esta de más estrenar algo. Una buena opción para decorar es un adorno de rosas en el centro de la mesa.

Otro detalle importante será la vestimenta, ya que la pasión entra en gran parte por los ojos, será fundamental vestirse guapos y elegantes.
Todo esto ambienta creando el clima ideal para que el romanticismo se huela en el aire, pero por sobre todas las cosas, lo más importante es poner cariño y empeño en la preparación, porque aunque el resultado culinario no sea el ideal, la otra persona notará la atención que se le presta y se sentirá especial, como la cena misma.

Ahora que sabemos como preparar el ambiente y la decoración, vamos a los platos, pero antes haremos una pequeña mencion del vino, que como todos sabemos los hay de distintos tipos y de acuerdo al tipo de plato se adaptarán mejor. A continuación una pequeña descripcion del tipo de plato y el vino adecuado para acompañar nuestra cena romántica:

Pescados blancos - Vinos blancos y ligeros
Pescados azules, mariscos y salsas - Vinos blancos con cuerpo
Carnes rojas - Vinos tintos ligeros
Carnes blancas - Vinos rosados
Carnes rojas y caza. - Vinos tintos con cuerpo

En líneas generales, una cena romántica tiene que ser ligera y delicada, mas detalles que abundancia, caracterizada por alimentos muy especiales, que se degusten muy ocasionalmente y, por supuesto, que destaquen por su gran calidad.
Los ingredientes afrodisíacos deben ser los anfitriones en todo momento, por lo que a la hora de elegir el menú, mientras mas de éstos haya mucho mejor. Canela, nueces, ajo, miel, cacao, cilantro, vainilla, ostras, almejas, apio, jengibre, son algunos ejemplos de ingredientes que aportarán un toque mayor de seducción.

Para las entradas y primeros platos, los mariscos siempre son una buena opción. Son un tanto extravagantes, sabrosos y afrodisíacos, ademas de aportar delicadeza. Solo o acompañados son una buena manera de comenzar a abrir el apetito. Los canapés suelen ser mas fáciles de preparar, por lo que si alguien no es muy habil en la cocina seguramente podrá complacer a su pareja con sencillas recetas. Las ensaladas cumplen también el requisito de ser fáciles de preparar y darle aire libre a la imaginación, pudiendo mezclar diferentes ingredientes. Son excelentes las ensaladas de lechugas variadas y espinaca acompañadas con fruta (mandarina, manzana, uva), frutos secos (nueces, almendras, pasas) o queso.

Vamos ahora al plato principal de nuestra cena romántica. Estos deben ser siempre algo contundentes y sabrosos, pero a la vez sobrios. Pescados y carnes delicadas son las ideales, y en lo posible nada que contenga huesos o espinas, ya que como todo debe estar preparado para relajarse y disfrutar, no es bueno
tener que lidiar con ellos en esta cena especial, como así tampoco las pastas que cuestan llevar a la boca como los tallarines o fideos. Descartemos esta última opcion y vamos a las carnes, colita de cuadril, entrecot, lomo y cortes similares son un buen menú para la cena romántica.


Por último, el postre del final. La fruta y el chocolate son dos ingredientes básicos a la hora de conjugar el mejor postre para nuestra cena romántica. Si es época invernal algo con chocolate sin dudas sera la mejor opción, y si es verano nada mejor que las frutas y el helado. Como recomendación especial, utilizar la canela o la vainilla para aromatizar los postres, ya que aportan sabor y aroma con el fin de culminar la cena cargados de energía y seducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No olvides dejar tu comentario

 
Blogger Templates